Buscar este blog

domingo, 15 de septiembre de 2019

NEO-LIBERALISMO --- SOBERANÍA DE LOS ESTADOS MENTALES: UN APROXIMACIÓN A BYUNG CHUL HAN por:Juan Ruocco - Sep 13 · 2019 ---PARADOJAS DE LA FILOSOFÍA - COGITO LUEGO EXISTO ---PSICOPOLÍTICA ---LA LIBERTAD SE CONVIRTIÓ EN UNA HERRAMIENTA DE DOMINACIÓN ---MODO DE PRODUCCIÓN, SUS EFECTOS ---NUESTRA LIBERTAD ES LA NUEVA COACCIÓN ---BIOPOLÍTICA ---ÉTICA PROTESTANTE DEL TRABAJO [DEBER DE TRABAJAR] ---DEL CAPITAL PRODUCTIVO AL FINANCIERO ---ÉTICA HACKER [TRABAJO COMO GOCE Y PASIÓN] ---RESPONSABILIDAD DE SER SUJETO EXITOSO ---CRISIS DE LA LIBERTAD ---EMPODERAMIENTO DEL CONSUMIDOR ---TODO VALE, TODO ES LO MISMO ---NADA FUERA DEL MERCADO ---ÚNICA ELECCIÓN EL CONSUMO ---LÓGICA DE LA OPTIMIZACIÓN [TECNOLOGÍAS DEL YO] ---SOSTENER APARATO PSIQUICO-BIOLÓGICO OPTIMO PARA RENDIR ---TRABAJAR PARA LAS NECESIDADES DEL CAPITAL ---INMANENCIA VS. TRASCENDENCIA ---LA LIBERTAD ES UN ACTO COLECTIVO ---VUELTA A LA INMANENCIA

Resultado de imagen para byung chul han fotos frases celebres



La historia de la filosofía, y por lo tanto de una parte del conocimiento humano, está llena de paradojas.

Pensemos por un segundo en el fundamento de la filosofía moderna, el cogito cartesiano, inmortalizado en la fórmula cogito ergo sum o “pienso, luego existo”.

Descartes se propuso dudar de la realidad, de las verdades matemáticas, de la bondad de dios. Pero no puede dudar de que está dudando. Así, el fundamento de la filosofía moderna reside en una paradoja: una duda que no puede dudar de sí misma.

Pensemos en Platón, tal vez uno de los pensadores más influyentes de la disciplina que se rompió la cabeza buscando la esencia de las cosas, aquello que no podemos sacarle a algo sin modificarlo por completo.

Luego de una vida de trabajo, reflexión y búsqueda, Platón concluye que las esencias están en otro plano de la realidad y se mantienen alejadas de la corrupción de la materia. La esencia de las cosas está fuera de ellas.

Avancemos unos cuantos siglos hasta Kurt Gödel, uno de los matemáticos más brillantes de la humanidad. Gödel demostró que nuestro sistema de conocimiento más sólido, la matemática, contiene, producto de esa solidez, enunciados que no se pueden probar ni refutar. Puedo continuar citando ejemplos pero no es lo que hoy nos congrega.

El filósofo coreano Byung Chul Han, en su conciso libro “Psicopolítica” estructura todo su argumento alrededor de una paradoja: la libertad se convirtió en una herramienta de dominación. Y de esto voy a hablarles hoy.

1
Byung Chul Han es un filósofo de Corea del Sur, educado en Alemania. Para él, el estrés, la angustia, la depresión y la ansiedad son síntomas del modo de producción en el que vivimos. El resultado de una paradoja: nuestra propia “libertad” es la nueva coacción.

Podemos discutir horas si primero vienen las condiciones de producción y después la ideología. La respuesta de qué es prioritario a nivel ontológico nos va a ubicar en diferentes posiciones académicas y políticas. 

Lo que no se puede negar es que ambos fenómenos conviven en forma simultánea y coexisten. 

Foucault se caracterizó por pensar cómo el paso del modelo de producción feudal al capitalista había afectado las vidas de las personas. Llamó a su teoría “Biopolítica” porque determinó que la coerción más fuerte se dio sobre el cuerpo y las formas de administrarlo, nombrarlo y controlarlo. 

Podemos decir que Foucault caracterizó el ejercicio del poder en el período del capitalismo clásico bajo lo lógica de lo que otro gigante como Max Weber llamó “la ética protestante del trabajo”. 

De forma muy esquemática podemos definirla como la noción del trabajo en tanto deber, un deber moral o ético. Entonces, tenemos la tríada capitalismo clásico, ética protestante y biopolítica.

Byung Chul Han pega un salto y nos arroja a pensar el presente, de ahí su importancia y vitalidad. 

Ahora bien, el capitalismo cambió, la ética protestante cambió y la biopolítica mutó en “psicopolítica”. La mutación del capitalismo tiene que ver en parte con el paso del capitalismo ligado a la producción hacia un capitalismo ligado al poder financiero. 

Esto se da como consecuencia de la salida del patrón oro en 1971 por parte de Estados Unidos bajo el gobierno de Richard Nixon. 

Mientras que en el capitalismo clásico la moneda tenía un valor convertible (se podía cambiar por un metal precioso) hoy el dinero también está sometido en sentido estricto a la oferta y la demanda. Su valor sólo depende del poder de un Estado para convencer mediante la coerción a sus habitantes de que lo usen.

El filósofo finlandés Pekka Himanen desde hace al menos quince años acuñó el término “ética hacker” para explicar un nuevo fenómeno: la transición de la ética protestante del trabajo como deber a la ética hacker (surgida dentro de las comunidades de programadores y de ahí su nombre) del trabajo como pasión y goce.

Lo interesante es que cuando Himanen apunta a decir que la ética hacker es una especie de subversión del fundamento del trabajo, (porque uno estaría gozando más que cumpliendo un deber) no llega a contemplar la posibilidad de que esta reemplace por completo a la ética protestante y se convierta en la nueva ideología hegemónica del turbo-neo-pos-trans- capitalismo.

¿Qué cosa más perfecta para un empleador que sus empleados no sólo trabajen por deber sino que lo hagan por pasión?

Byung Chul describe a esta nueva ideología como smart power. Es el paso de la lógica de la imposición a la lógica de la seducción.

Ya no se nos impone un modo de vida sino que el capitalismo nos vende un sueño que nosotros mismos hacemos propio. 

Anhelamos ser algo autodeterminado, un “proyecto libre”, elegir nuestra carrera, encontrar nuestra pasión y triunfar en ello. Viajar por el mundo, ser tu propio jefe, tener tu propia empresa. Ser libre, emprendedor, independiente. 

Pero cuando eso no funciona aparecen los efectos secundarios: depresión, angustia, frustración, estrés… Porque la responsabilidad de ser un sujeto “exitoso” (según los parámetros de la ideología hegemónica) pasa a depender de nosotros mismos. Y si eso no sucede (no creo mi propio empresa, no soy un freelancer exitoso, no consigo el trabajo de mis “sueños”) entonces la responsabilidad del fracaso es total y absolutamente mía. 

Dice Byung Chul-Han:

"Quién fracasa en la sociedad neoliberal del rendimiento se hace a sí mismo responsable y se avergüenza, en lugar de poner en duda a la sociedad o al sistema. 
"En esto consiste la especial inteligencia del régimen neoliberal. No deja que surja resistencia alguna. 
"En el antiguo régimen de explotación ajena es posible que los explotados se solidaricen y juntos se alcen contra el explotador. Este es todo ‘el truco’ de Marx. Sin embargo, esta lógica presupone relaciones de dominación represivas. 
"En el régimen neoliberal de la autoexplotación uno dirige la agresión hacia sí mismo. Esta agresividad no convierte al explotado en revolucionario, sino en depresivo”.

Es como cuando sos gordo y no te entran los talles del probador y mil situaciones más. Cómo cuando hay un accidente de avión donde se busca primero culpar al humano a cargo para no evidenciar la falla en el sistema. Por eso, el nuevo campo de batalla del capitalismo es la mente.

2
La presente crisis de libertad consiste en que estamos ante una técnica de poder que no niega ni somete la libertad sino que la explota. 

Veamos un ejemplo concreto. Esta publicidad de Movistar: una chica hippie chic, bailando en medio de humo de colores, con cierta felicidad aparente y una consigna.“Elegí todo”.

La cara actual de capitalismo es la que te permite todo, la que no prohíbe nada, la que “empodera” al consumidor. Elegí qué querés ver, qué querés comer, elegí, elegí, elegí, todo. Todo vale, todo es lo mismo. Hay para todos los gustos, todas las opciones, todas las tendencias políticas: veganos, nerds, gays, freak, facho, liberal, trosko. Hay algo para cada gusto. 

El capitalismo no permite “afueras” porque es una segmento de mercado menos. Ése es el único lugar de elección posible: el consumo. Mientras compres o vendas, no importa lo que sea, lo que necesitamos es reproducir el capital al infinito.

Así nace la famosa “gig economy”, bajo la lógica de la optimización del capital. Dentro del capitalismo que un auto esté estacionado desperdiciando tiempo de producción es un pecado imperdonable. Entonces aparece Uber. El cuarto vacío, y aparece AirBnB. ¿La bolsa cierra? ¡Estás loco! Y aparecen las criptomonedas: un mercado de libre cambio financiero global que trabaja 24 horas al día 365 días al año. 

La curiosidad se volvió un negocio con Google, la amistad con Facebook, el sexo con Tinder, la estupidez y la viveza con Twitter, la vanidad con Instagram. Cada actitud humana es una nueva forma de hacer dinero.

Todo queda bajo la lógica de la optimización. Así vivimos en una explosión de lo que Foucault llama “tecnologías del yo”: dispositivos para mejorar el rendimiento. Coaching, Crossfit, Mindfulness, charlas motivacionales. 

Todas prácticas apuntadas a “sostener” el aparato psíquico — biológico de los trabajadores para que no tengan problemas a la hora de rendir. Por eso mismo ya no son sólo los individuos los que se someten a estas prácticas sino que las propias empresas pagan a sus empleados cursos de coaching o planes de gimnasio. Es que los necesitan felices y productivos.

Es el “modelo Google” aplicado a escala global. Y es una puta pesadilla.

Incluso el ocio y el juego caen bajo esta misma lógica. Es como dice Zizek en un texto “la gente ya no juega al tenis, practica su revés cruzado”. 

Pensemos por un segundo en los e sports: no es sino la lógica del juego sometida al rendimiento absoluto del capital. 

Hace años publiqué una nota en la revista NAN donde me preguntaba esto ¿son los esports un triunfo del ocio por encima del trabajo o del trabajo por encima del ocio? 

Y es lo segunda. El juego está sometido a la lógica del rendimiento. No alcanza con jugar, tenés que competir, ser stremear, sumar followers, ser influencer.

3
“Ya no trabajamos para nuestras necesidades sino para el capital. El capital genera sus propias necesidades que nosotros, de forma errónea, percibimos como propias. El capital representa una nueva forma de trascendencia, una nueva forma de subjetivación”.

Es, decir, en tanto que nuestros intereses sean los del capital, estamos al horno. Pero como dice Byung Chul, no es un tema de capitalismo contra socialismo -donde el trabajo también es una forma de trascendencia- sino de la inmanencia contra la trascendencia. 

Por eso, propone un retorno a dos aspectos de la vida: por un lado, la libertad no puede estar basada en la competencia porque la libertad no es individual sino un acto colectivo. En la medida en que sólo yo soy libre y el resto no, estamos en problemas. Entonces, volver hacia formas de participación colectiva es fundamental. Por otro lado, propone una vuelta a la inmanencia, es decir, a hacer las cosas por el goce de hacerlas. Que lo que hagamos sean fines en sí mismos.

Lo más rescatable de la filosofía de Byung Chul Han es que nos propone una salida inmediata a la situación actual. 

La recuperación de la libertad no está puesta detrás de un objetivo general como una revolución política. Sino algo mucho más alcanzable: cultivar las comunidades locales y hacer cosas que nos conecten con nosotros mismos. Un asado con amigos, cuidar nuestro propio jardín, pintar los juegos de una plaza con los vecinos del barrio. Hacer algo. En la era donde hacer es opinar, Byung Chul Han propone que hacer sea hacer.

Esa es la diferencia fundamental entre dos versiones de la misma actividad: la meditación zen y el mindfulness.

Mientras que la primera es una práctica de la inmanencia y un fin en sí mismo, el mindfulness lo hacemos para algo más. 

“Medito para estar mejor, para bajar el estrés, etc” y justo eso es lo que no hay que hacer. En cambio, en la tradición zen hay un dicho clave “No medito para ser Buda, cuando medito soy Buda”. 

Es como esa vieja paradoja del nuevo testamento que dice “busquen el reino de dios y todo lo demás vendrá por añadidura”. 

Concentrate en lo importante y todo lo demás viene de regalo. Ahora, si nos enfocamos en los regalos perdemos porque de nuevo caemos en la lógica de la trascendencia.
Y no es que no podamos hacer alguna actividad trascendental, de hecho estamos condenados a hacerlas Es que tenemos que hacer, por lo menos, una actividad inmanente porque eso es lo único que garantiza la soberanía de los estados mentales y por lo tanto la libertad.

Juan Ruocco



Resultado de imagen para byung chul han fotos frases celebres

viernes, 13 de septiembre de 2019

FRANCO BERARDI --- LA SUBLEVACIÓN - LIBRO --- LA SUBLEVACIÓN COMO TEORÍA POLÍTICA DEL CUERPO --- LA INSURRECCIÓN ESTÁ EN MARCHA --- FUERA DEL TIEMPO DEL CAPITAL --- EL LARGO PURGATORIO QUE NOS ESPERA --- HORIZONTE FINANCIERO --- EL FUTURO DESPUÉS DEL FINAL DE LA ECONOMÍA --- TIEMPO Y DINERO --- FACEBOOK O LA IMPOSIBILIDAD DE LA AMISTAD ---

Resultado de imagen para franco berardi fotos




La mente no está sino en el cuerpo, es acaso el latido del corazón, flujo de sangre sobre las cosas no tan alejadas de nuestro propio diámetro. 

Si pensamos esto, lo que llamamos consciencia es tanto imaginación como forma, material para encender fogatas o imaginar universos. 

Lo que pensamos sobre el mundo definiría entonces la consistencia de nuestra piel, el número de pasos que nos separan del otro. 

La voz, las palabras que utilizamos para definir la realidad o estirarla. Al final, ¿qué es la poesía sino la posibilidad? 

El ruedo del espíritu al que nos aventamos sin buscar salvación sino entrega.
            
En La sublevación, el escritor italiano Franco Berardi, también conocido como Bifo, indaga en las posibilidades subversivas del lenguaje, en aquel puente demolido hacia la realidad y el cuerpo: la poesía. 

Sin embargo, no es tan sencillo el recorrido. No se trata sólo de decir que al crear mundos el lenguaje poético alberga en su génesis la semilla de aquella sublevación corpórea que ahora imaginamos en las calles y que se enciende cada vez con mayor frecuencia. 

La poesía no es autoridad, voz para enunciar verdades pristísimas, sino juego. Es precisamente en esa inestabilidad, en su juego y nadería, donde se pone en marcha una creatividad que nos devuelve al otro.

Bifo piensa que en esta etapa del capitalismo el dinero no es más que imaginación donde se atan los cuerpos a realidades específicas y a partir del cual se define cómo gastamos el tiempo, produciéndose una separación elemental entre el lenguaje y la esfera afectiva, y entre la esfera del cuerpo y el deseo. 

Así como el trabajo se encuentra desvinculado de su función de utilidad, la comunicación ya no se concibe en su dimensión corporal. 

Nos comunicamos por redes virtuales, vivimos frente al monitor o celular. Aislados, alimentamos nuestra soledad con versiones fabricadas de comunidad. 

El mercado ahora dicta qué es una familia, una pareja, una persona. Las ficciones nos envuelven y dictan el ritmo de nuestras conversaciones. 

La atención que antes se repartía en la calle, con miembros de la comunidad, se dirige a la pareja, asfixiándola con requisitos impuestos, con esa terrible dictadura de la felicidad, que además —y según el mercado— debe venir siempre del otro, de afuera.

Franco Berardi compara las ciudades con circuitos electrónicos o microchips, redes interconectadas que se cruzan sin siquiera tocarse. 

La vida en las metrópolis está marcada por la ausencia del otro. En el transporte público, el auto o el metro; viajamos hacia el trabajo y de regreso a casa con un montón de extraños con quienes compartimos el espacio, o mejor dicho, lo peleamos. 

No existe en ningún momento, ni siquiera los fines de semana donde nos disponemos a disfrutar del tiempo, a vivir a fin de cuentas, donde existan espacios genuinos de convivencia. 

Nuestros abuelos los tenían, entablaban amistad con los vendedores de fruta, los marchantes, los zapateros y remendadores, ahora casi inexistentes, visitaban de vez en cuando a los compadres, se reunían en fiestas, comidas, días de campo, las conversaciones crepitaban junto al calor del comal, al café y la leña recién cortada. 

Sabían que no se puede ser feliz si no se está acompañado.

Lo que nos sucedió en apenas dos generaciones fueron los bancos y sus políticas, las trasnacionales, el narcotráfico. 

Al mismo tiempo, lo que Bifo llama sensibilidad, ese cuerpo erótico, relegado al terreno privado y a las artes, se pierde en el lenguaje con una visión tecnolingüística del mismo. 

La lingüística recorrería entonces el camino contrario a la poesía si suponemos que ésta ha perdido sus vínculos inmediatos con el mundo. 

Ya lo decía Michel Foucault, las palabras son las cosas, los significados se extienden más allá de cada objeto para reconfigurarlo. 

Quién decide esto es el problema. No tenemos un lugar en esta red, un sitio donde el significado sea creado como bien común o como juego. 

El espacio del nosotros metafórico, del cuerpo en el cual habitar y construir ciudades.

Habitantes de ciudades, posmodernos que pisan distintos mundos sin siquiera darse cuenta, para nosotros, los referentes poéticos no existen, no forman parte de la realidad sino de una imaginación circunscrita al imposible, a Hollywood y sus fantasías animadas. 

Solamente el trabajo y el dinero pueden, desde esta perspectiva, modificar las cosas, ofrecer un terreno fértil al cual aferrarnos, mientras que otro tipo de actividades y formas de pensar están destinadas al fracaso, a la inutilidad.

En este sentido, el lenguaje poético, y en general artístico, está alejado de sus referentes inmediatos pues no encuentra espacios para su realización afectiva, es decir, espacios donde deje de ser un espectáculo, una cuestión de entretenimiento para olvidar la realidad y, por el contrario, se incorpore a un cuerpo colectivo que enuncie, dialogue, y a partir del cual se aprenda a escuchar e intervenir la mirada del otro como propia. 

Lo político es la palabra en cuanto a que desconstruye y ofrece una visión distinta del entorno. 

Bifo piensa que la poesía es una manera de reactivar esta empatía.

La filosofía ha hablado bastante de esto. Ha sido siempre el problema del otro, del sujeto frente —y que se enfrenta— al otro. 

En Entre nosotros: Ensayos para pensar en otro, el filósofo lituano Emmanuel Lévinas, en tiempos de posguerra señala la falta de vínculos entre lo que hemos definido como yo y el otro. 

Desde entonces se vislumbraba ya la brecha que generaciones posteriores tendríamos que atravesar, saltar hacia el vacío que dejó el fascismo y el horror, que sigue habitando en las profundidades del mercado. 

Al promover la supremacía del sujeto, del individuo sobre lo colectivo, y minar aun los espacios donde la convivencia es posible, el capitalismo hace que nos enfrentemos diariamente con el otro e incluso con nosotros mismos: las batallas también se dan en el espejo, recordemos las enfermedades que han surgido por ese fantasma. 

Ahí está la pintura y sus múltiples espejos.

Para Levinas, no podemos entender la ética si no aprendemos a observar en el otro nuestros propios gestos, si no percibimos y activamos con ello lo que Bifo considera sensibilidad. 

El ser es existencia, y ese existir solamente se realiza a partir de la presencia del otro en quien nos vemos reflejados, a quien acudimos cuando tenemos algún problema, a quien amamos, pero también a quien consideramos un completo extraño, igual que tú y que yo, con las mismas preguntas e inquietudes, con esperanzas similares hacia un futuro cada vez más incierto. 

Hay que pensar quizás en la propia muerte y atravesarla, sentir que cada cosa que hacemos va con suerte hacia la vida y sus múltiples contradicciones, pero que genera, cuanto menos, un destello en las inmediaciones del tiempo.



Resultado de imagen para franco berardi fotos

jueves, 29 de agosto de 2019

UMBERTO ECO - *** EL NOMBRE DE LA ROSA *** - libro - Autor: UMBERTO ECO Comentario: EDUARDO ALFONSO DEPETRIS (13/04/2017) --- MÉTODO DE ANÁLISIS REALIDAD --- DENSIDAD CONCEPTUAL --- DETALLES --- DIOS COMO CENTRO DE PODER --- EL PODER --- TEMOR --- VERDAD ÚNICA --- EL ANTICRISTO --- HEREJÍA --- LA SANTA INQUISICIÓN Y SUS MÉTODOS DE JUZGAMIENTO --- EL SEXO --- LA RISA --- LOS SIMPLES --- BRUJAS --- BIBLIOTECA --- PASIONES HUMANAS -

Resultado de imagen para UMBERTO ECO FOTOS

EL NOMBRE DE LA ROSA 
Autor: UMBERTO ECO
Comentario: EDUARDO ALFONSO DEPETRIS (13/04/2017)

Esta obra en que uno de sus personajes es quién la relata, da un método de análisis de la realidad, en tanto que desde los significantes y el análisis que de ellos realizan nos permite  ver los datos de la realidad que los provocaron lo que se demuestra en las pruebas de gran agudez que da Guillermo.-


Desde el inicio, analiza en el camino que los conduce al convento, una serie de circunstancias y manifestaciones que le permiten ir conociendo el lugar al que llegan y sorprender con ello.-


Las primeras cien o ciento y tantas hojas del inicio amén de su densidad conceptual me resultaron un tanto fatigosas, mas luego se agiliza la lectura.-


Libro lleno de detalles, detalles que son debates profundos sobre un serie de temas de toda índole, pero, el lector siempre mantiene el interés por la trama de los crímenes que se sucedían y se estaban investigando.- 


En estas hay un análisis de la portada de la Iglesia de la Abadía, en el que Cristo sentado es referido como "el que está sentado", que da un mensaje del poder de Dios, desde la mirada del que está sentado, propia de quién ejerce el poder y tiene conciencia del mismo y el temor que de el dimana lo muestran no solo su mirada, sino también, los animales que lo rodean, intimidantes ejecutores del poder .-


Debajo de el los sabios significantes que avalan la única verdad  y luego el infierno con imágenes peyorativas y desagradables de los pecadores y sus pecados, como lo repugnante y su castigo.- 


Se encuentra presente el "anticristo" que está por llegar al que se combate con el cuidado de la verdad y su pureza que da lugar a la inquisición, de la que se describen sus métodos para hacer Justicia.-


El centro del poder en esos días y en toda la edad media se asentaba en la categoría metafísica de Dios y ello signa los problemas de poder que mantienen su naturaleza particular.-


Es así que  la lucha por el poder se desarrolla dentro del Cristianismo, atento las circunstancias particulares en las que se desenvuelve la novela, y las diversas visiones de sus congregaciones e intereses en juego; todo lo que en los detalles es analizado con profundidad conceptual.-


Se desliza una visión no positiva del Papa Juan XXII, del que no se descubren virtudes.-


Luce una lucha entre los Franciscanos que defienden la pobreza y los que ven la necesidad de adorar a Dios  a través de bienes materiales de mucho valor económico, siendo ambas concepciones analizadas con profundidad conceptual.-


El tema de la risa es considerada desde diversas perspectivas, como así también lo que se denomina como cosas poco edificantes de la Abadía.-


El problema del sexo y sus emociones, en estos lugares de retiro, también recibe una revisación medulosa.-


El tema de la herejía está presente y el uso que se hace del mismo en función de los intereses de poder y personales de quién lo analiza, al igual que lo que se hace en nuestros días con otros tópicos estigmatizantes de época.-


Existe una marcada diferencia entre los simples y los sacerdotes que no hablan el mismo idioma, y que estos los consideran inferiores e incapaces de conocer las verdades profundas como ellos.-


También surge la concepción de la mujer como ser inferior y bruja  que lleva al hombre al pecado y a la mujer a la hoguera, como un concepto muy familiar de ese 1300 y tantos en que se desenvuelve este original policial.-


La investigación transcurre principalmente alrededor de la biblioteca, sus libros y las pasiones humanas que están presentes  lo largo de toda la obra.-.



Resultado de imagen para EDUARDO ALFONSO DEPETRIS FOTOS

jueves, 8 de agosto de 2019

EAD - El inefable "Téngase presente".Eduardo Alfonso Depetris --- PRESENTE - abogado de a pie - pretensión concreta - denegatoria de justicia - carece de contenido valorativo - arbitrariedad - viola Derecho Defensa en Juicio -

tu foto del perfil, La imagen puede contener: 1 persona


El inefable "Téngase presente".Eduardo Alfonso Depetris



VOCES: abogado de a pie - pretensión concreta - denegatoria de justicia - carece de contenido valorativo - arbitrariedad - viola Derecho Defensa en Juicio -


DESARROLLO


Los abogados de a pie, que solo calzamos el maletín y algunas ilusiones, todavía no borradas por la dura realidad de las influencias del poder económico y políticos, ventas de influencias y otras hierbas, solemos padecer este inefable "Téngase presente", cuando lo/as Sr/as. Jueces quieren escapar de resolver la pretensión de una parte, requerida formalmente.-


Ello es así, debido a que la locución **téngase presente** importa diferir el tratamiento o valoración de una cuestión o de una manifestación efectuada por la parte para la oportunidad procesal oportuna.-


Este sentido es consecuencia de las mismas palabras que conforman la frase.-


Al respecto el Diccionario de la Real Academia Española, nos ilustra al respecto afirmando que tener a **algo presente** significa conservar en la memoria y tomar consideración de algo para usarlo cuando convenga, o alguien para atenderlo en ocasión oportuna.-


Una pretensión concreta de un Justiciable debe ser resuelta en forma concreta y fundada en los plazo expresos fijados por el digesto ritual de aplicación en el lugar y materia; ergo, decretar téngase presente es solo una forma genérica de negarse a resolver lo que tiene obligación de resolver, como Juez, en consecuencia no está cumpliendo con sus obligaciones de funcionario público.-


Por aplicación de esta intelección, la expresión no significa hacer lugar o rechazar una petición, u ordenar el cumplimiento de una obligación o de una carga procesal, porque **tener presente** solo implica tener en cuenta lo manifestado o lo peticionado para otra oportunidad, en la cual aquello será debidamente considerado o analizado.-


El téngase presente es correcto cuando se aneja a la causa algún oficio, se recepciona alguna prueba, que evidentemente tienen su momento de tratamiento al dictarse sentencia.-


Mas cuando se introduce en la causa una pretensión específica, el sentenciante tiene la obligación de resolverla en forma concreta y fundada, de lo contrario no está cumpliendo con su obligación de hacer Justicia y está denegando, no concediendo Justicia.-


Cuando un Tribunal ante una pretensión expresa de una parte decreta que tiene presente lo manifestado, está afirmando que no examinó el planteo, ni efectuó consideraciones atinentes a su procedencia.-


Tampoco, por ende, no rechazó ni hizo lugar a la petición.-


Esta circunstancia, impide concluir que las partes han dejado firme y consentido el proveído, pues se trata de un decreto que, como no ha resuelto ningún planteo o petición, no puede ser objeto de reproche.-


La expresión **téngase presente**, es solo una locución que no importa valorar la conducta de las partes, hacer lugar a alguna petición o presumir que se consiente la incorporación de la prueba.-


Por ello, **el inefable téngase presente**, no hace lugar a la petición, ni la rechaza.-


Esta circunstancia, impide concluyamos que las partes han dejado firme o han consentido el proveído, pues se trata de un decreto que, como no ha resuelto ningún planteo o petición, no puede ser objeto de reproche.-


La expresión **téngase presente**, es solo una locución que no importa valorar la conducta de las partes.-


A la luz de la garantía del debido proceso, establecida en el art. 18 C.N., tenemos que se viola el derecho de defensa en juicio, al negarse a resolver una cuestión concreta que fuera planteada al Tribunal y en consecuencia no permite la realización de la justicia, se la deniega, permitiendo en muchos casos la violación del Derecho de Propiedad [art. 17 C.N.].-


DENEGATORIA DE JUSTICIA: 

Es obligación legal de los Jueces resolver fundado en derecho todas las cuestiones que les son planteadas por las partes, y con el **inefable téngase presente**, no se resuelve nada; ergo, se niega el Juez a hacer Justicia.-


La denegatoria de Justicia es una violación manifiesta del Derecho de defensa en Juicio, ya que decretar téngase presente a una petición expresa de una parte, petición expresa que es de obligatoria decisión fundada por el Tribunal, hace que la autoridad que está obligada a decidir, cercene el debido proceso legal.-


ARBITRARIEDAD DEL INEFABLE TÉNGASE PRESENTE:


Al no cumplir el sentenciante con su obligación legal de resolver la pretensión planteada por la parte incurre en arbitrariedad.-


*] **La corte resolvió que la posibilidad de ocurrir ante algún órgano jurisdiccional en procura de Justicia, amparada por la jurisprudencia del Tribunal en la garantía de la defensa en juicio [209:28] impone a las autoridades competentes la obligación de resolver las cuestiones que los particulares interesados les sometan en forma legal, en cuanto puedan ser conducentes para la efectividad de los derechos controvertidos.-"


**..si bien era exacto que lo referente a la determinación de los puntos comprendidos en el pleito es, como principio, problema ajeno a la jurisdicción extraordinaria de la Corte, el mismo adquiere sin embargo jerarquía constitucional cuando resulta palmario de los autos que la exclusión de una cuestión importa denegación de justicia, por no ser atendible la razón que la fundamenta.-" [Vinelli / Liliedal de Castillo - 221:237; 19.11.951 en igual sentido 212:561 y Wittemberg - 212:561 -27.12.948].-


*] **...los omitidos eran puntos de hecho y de derecho oportunamente propuestos y pertinentes a la cuestión a decidir. Agregó que prescindir de toda consideración a su respecto importaba dejar el pronunciamiento apelado desprovisto de todo fundamento que no fuese una apreciación discrecional del valor del trabajo, efectuada por los magistrados.." [228:161 - González Rodriguez / González Figueira]


*] ...es imposición de la misma que los Jueces resuelvan las cuestiones oportunamente propuestas a su decisión, conducentes al fallo de la causa, y que se atenga a ellas.-" [Llano de Martínez c/ Iglesia e Institución de los Padres Salesianos.-" [223:213; 21.12.955]


*] **...las resoluciones judiciales que omiten considerar las cuestiones oportunamente propuesta y conducentes para decisión del juicio carecen de fundamento suficiente para sustentarlas y deben ser dejadas sin efecto [243:307; 247:111; 251:518; 255:132 y 142]. Ello, por cuanto la garantía del art. 18 C. Nac. requiere no sólo adecuada oportunidad de audiencia y prueba para los litigantes, sino también la debida consideración por los Jueces de las defensas sustanciales susceptibles de gravitar en el resultado de la causa.-"[Fortunato Devoto (su sucesión) / Gaitán - 265:201; 12.8.966]


*] **... todos los habitantes de la Nación tienen derecho a que sus peticiones y argumentos sean suficientemente considerados y tratados por los Tribunales. Si éstos no lo hacen, cuando la omisión puede tener consecuencias decisivas para la solución del pleito, tal actitud configura una denegación de Justicia incompatible con la garantía de la defensa en Juicio del art. 18 C.Nac..-" [op. cit. fs. 111]


*] "La causal de arbitrariedad por no decidir cuestiones planteadas constituye la excepción a dos principios. A saber:


1] el de que los Jueces, al dictar sentencia, no están obligados a seguir a las partes en todas sus alegaciones;


2] el de que corresponde a aquellos, por tratarse de una cuestión procesal y de hecho, fijar los términos en que ha quedado planteada la litis, o sea, las cuestiones sometidas a su decisión.-


La excepción a estas reglas está constituida por la existencia de arbitrariedad.- [op. cit. fs. 112]


EN SINTESIS: 

Cuando no existe una oportunidad posterior para decidir en planteo,o bien se trate de un incidente, etc., el téngase presente es una forma de negarse a resolver un planteo concreto de la litis.-


Resultado de imagen para TENGASE PRESENTE FOTOS