Páginas vistas en total

martes, 23 de agosto de 2016

BEATRIZ SARLO - ES FUNDAMENTAL ROMPER CON BORGES - CADA ESCRITOR CREA SUS PRECURSORES - KAFKA Y SUS PRECURSORES - BORGES RACIONALISTA Y ROMANTICO - PROXIMIDAD REAL CON LA HISTORIA - POESIA Y CUENTOS - DIFICIL LECTURA - COMPLEJIDAD DE LA POESIA - DEFINE UNA LITERATURA

Beatriz Sarlo: "Es fundamental romper con Borges"

A 30 años de la muerte del autor.


La ensayista dará mañana una clase magistral que se podrá seguir en directo por Internet.

"Tener un escritor como Borges es un peso demasiado fuerte para una literatura", dice a Clarín la ensayista Beatriz Sarlo. 
Lo dice poco antes de la clase magistral que dará mañana a las 19 sobre el autor en El Cultural San Martín (las 270 entradas están agotadas, pero la charla se transmite en directo por la página de Facebook elculturalsanmartin). 
La figura del escritor Jorge Luis Borges sonará sin pausa en estos días: el 14 se cumplen 30 años de su muerte, en Ginebra.
¿Qué, de todo el mundo borgiano, elegirá Sarlo para este aniversario? 
Para empezar, recordará una idea que el autor desarrolló en "Kafka y sus precursores": que cada escritor "crea" a sus precursores. 
Porque a partir de ellos se lee a algunos de los que vinieron antes de manera distinta. 
Algo parecido, dirá Sarlo, hace Borges con sus antepasados. 
"Existe una historia de los Grandes Jefes, digamos las historias clásicas de Belgrano y San Martín que escribió Mitre. A ella, Borges la duplica, en paralelo, con una historia familiar de soldados", dirá la crítica.
¿Por qué Sarlo elige hablar de esto? 
 "Borges ha sido tan atravesado por todas las líneas que abre que uno queda atraído por aquello que puede parecer más caprichoso. 
Creo que 'Kafka y sus precursores' es uno de los ensayos más brilllantes como tesis de historia literaria. 
Esa idea, con esa claridad, no había sido formulado nunca: que todo nuevo escritor reordena hacia atrás la historia literaria que conocemos".
Hasta ahí, un ensayo que se conoce. Ahora, el aporte: "Trato de decir que Borges hace el mismo movimiento con todos los miembros de la elite criolla de la emancipación y las guerras civiles que encuentra en su linaje. 
Constituye a sus abuelos y bisabuelos en precursores. Pero Borges dice que él nunca va a estar a la altura de quienes fueron sus precursores. Y es sincero: hay un Borges racionalista pero también hay un Borges romántico, que siente nostalgia por el pasado".
Parece ser que la Historia, en Borges, se acerca a la historia de la familia. 
Sarlo cree que algo de eso hay: "Tiene una proximidad real con la Historia, a partir de sus abuelos y biscabuelos, que ninguno de los que venimos de la migración podemos tener. 
Nuestra relación con la Historia es libresca, no hay patriotismo ni nacionalismo que compensen ese vínculo. Borges tiene una relación real, hay recuerdos materiales de esos soldados, objetos, en la casa donde él ha nacido".
Pero aun conectado con la Historia, Borges no pertenecía a una familia rica: " Uno de  sus abuelos renunció a los terrenos fiscales con que se hicieron las grandes fortunas argentinas. 
El pertenece a esa elite pero, como la familia de Sarmiento, son criollos no ricos, vecinos decentes pero no ricos".
Después de treinta años de trabajar sobre el autor, Beatriz Sarlo se ha volcado a la poesía de Borges, a la que encuentra compleja. Igual que a los cuentos, quizás lo más reconocido de la literatura de Borges: 
"Quiero señalar que los argumentos de Borges son complicadísimos, dan la falsa ilusión de que son racionales y son complicados porque tienen pequeños desvíos. 
Una enorme complejidad de detalles menores. Quizás de eso dependa la fascinación que nos causa. Borges es difícil de leer, tal vez por eso las citas que conocemos vienen de los reportajes".
En la literatura argentina -y tal vez en la del siglo XX- Borges parece ineludible. ¿Qué hay después? 
"Tener un escritor como Borges es un peso demasiado fuerte para una literatura, es demasiado poderoso, es de esos escritores que definen una literatura, por eso para los escritores es fundamental romper con Borges, escribir fuera de las posibilidades que él creó", dice Sarlo. 
"Lo hizo Manuel Puig y en parte Juan José Saer, por la importancia que tienela percepción física para él".
¿Cómo hubiera sido la literatura argentina sin Borges? Sarlo alguna vez lo imaginó: 
"Si no hubiera existido, la centralidad hubiera pasado a Oliverio Girondo, la ampliación de la experimentación lingüística hubiera pasado a él", dice. 
Sobre esto, supo escribir: "Probablemente nadie habría releído a Evaristo Carriego, como lo hizo Borges, y la poesía argentina tendría en su centro operaciones más 'vanguardistas', como las de Girondo. 
Y en lugar de las orillas porteñas, el barrio y las calles rectas hasta el horizonte, estaría el paisaje fluvial y fluyente de Juan L. Ortiz".
Los criticos, dice, también deberían romper. ¿Cómo? "Para un crítico, la forma sería quizás no volviendo a él, lo que sería una pérdida y una liberación. 
Las literaturas que son marcadas por un escritor, como Dante, Shakespeare, Víctor Hugo, transportan un peso".