Páginas vistas en total

lunes, 22 de agosto de 2016

GEORGE ORWELL - 1984 - CRÍTICA (13/11/2012) - DISTOPIA O CACOTOPIA - SOCIEDAD TOTALITARIA - PÈRDIDA TOTAL DEL INDIVIDUO COMO SER HUMANO - PARADIGMA DE LA SOCIEDAD TOTALITARIA - DECADENICA Y FRACASO DE LOS VALORES HUMANOS - GUERRA Y SEGURIDAD, SUSTENTAN TOTALITARISMO - MANIPULACIÒN Y MODIFICACIÒN DE LA HISTORIA - MEDIOS DE COMUNICACIÒN - NEOLENGUA - CONTROL DE LAS EMOCIONES, GESTOS - DESTRUCCIÒN DEL INDIVIDUO - REALIZACIÒN DE LA DISTOPIA - MANIFIESTO CONTRA EL TOTALITARISMO - INJUSTICIA -


martes, 13 de noviembre de 2012


Crítica del libro "1984" de George Orwell

Novela del autor George Orwell, la última que escribió y que produjo en su última etapa de la vida, aquella en la que la enfermedad se había apoderado de su cuerpo. 

Catalogada dentro del grupo de las distopías e incluso cacotopía (lugar malo) por su carácter negativo del mundo. 

Se plantea la lucha del individuo ante una sociedad totalitaria que lo aísla y que lo mantiene fuera de la realidad, una lucha que plantea una perdida total del individuo como ser humano en una sociedad controlada en todos sus aspectos.




Como aparece en el propio prólogo de Fernando Galván, el protagonista lucha contra el sistema establecido, esa lucha está determinada por su creencia en la esperanza y el optimismo en su visión de la capa más baja de la sociedad, de su posible revolución y del cambio de paradigma en la sociedad. 

Su visión negativa de la sociedad actual está basada en la decadencia y el fracaso de los valores humanos, sumergida en un totalitarismo que se escuda en la guerra y la seguridad para mantener a raya a sus habitantes. 

Además utiliza la manipulación y modificación de la historia siempre a su favor, una historia que sucumbe a las condiciones que se producen en cada momento, produciendo el cambio total de dicha historia omitiendo todo aquello que era conocido hasta ese momento y que deja de existir como tal.

Tiene especial importancia el papel de los medios de comunicación en la difusión de la neolengua, lenguaje que permite que ningún pensamiento negativo asalte al ciudadano y que le permita expresar esos pensamientos al resto de la sociedad, y el control ideológico de las personas. 

También se ejerce un control de las emociones, de los gestos, de todo aquello que vaya en contra del estado que gobierna. 

Con todo esto lo que se intenta es la destrucción del individuo llevada a cabo a través del control mental del mismo.

Toda la novela utiliza la sátira y la exageración en todo lo que narra, hay que tener en cuenta el año en que se escribió, y desarrolla un futuro que actualmente resulta muy cercano, más incluso de lo que llegó a plantear el propio autor.

Se podría indicar que resume todo el pensamiento que el autor intentó transmitir en sus escritos. Lucha continua contra los totalitarismos, como podemos encontrar en las palabras del propio autor: 

«Cada línea seria que he escrito desde 1936 lo ha sido, directa o indirectamente, contra el totalitarismo y a favor del socialismo democrático». 

También énfasis en la justicia, «mi punto de partida siempre es de partidismo contra la injusticia», como única realidad que puede existir y la justificación para escribir sobre ello: «escribo porque hay alguna mentira que quiero dejar al descubierto, algún hecho sobre el que deseo llamar la atención».

Una novela que narra y engancha desde el principio hasta el final, sobre todo por la fama reconocida que tiene la propia obra y que te lleva a buscar más significación de la que puedes leer en la primera lectura. 

Se ralentiza en la parte central pero resurge en la última parte. 

El final un poco abrupto, abierto, quizás el autor intentó que el lector de la obra no se dedicase solo a la lectura y despertar en él el intento de una reflexión final sobre todo aquello que había leído. 

Estupenda obra que podemos encuadrar en las distopías que se generan siempre en los momentos malos dentro de la historia, como fue el período de entreguerras, y que cobra significado en la actualidad, en las condiciones que vivimos.