Páginas vistas en total

martes, 7 de marzo de 2017

DIEGO FUSARO ***CAPITALISMO FLEXIBLE. PRECARIEDAD Y NUEVAS FORMAS DE CONFLICTOS AUTOR DIEGO FUSARO *** (libro) - Presentado por ALVARO GARCIA LINERA - NUEVA GENERACIÓN DE PENSADORES CRITICOS - PRECARIADO - CAPITALISMO ABSOLUTO - EXPLOTACIÓN MÁS INTENSIVA - PASIVIDAD ANTE LA DOMINACIÓN - CARENCIA VISIÓN ALTERNATIVA DEL MUNDO - TRABAJO COMO NÚCLEO ORGANIZATIVO DE LA SOCIEDAD - CIUDADANIA SINDICAL - CONDICIÓN SOCIAL DIFERENTE - CLASE OBRERA DES-TERRITORIALIZADA - NUEVO TIPO DE CAPITALISMO - PLEBE PRECARIZADA - REPLEBIZACIÓN DE LAS CLASES - CLASE DOMINANTE PLANETARIA -

CAPITALISMO FLEXIBLE. PRECARIEDAD Y NUEVAS 
FORMAS DE CONFLICTOS Autor DIEGO FUSARO
Presentación del libro Capitalismo Flexible en el auditorio del BCB
Foto: Vicepresidencia

(Vicepresidencia).- El vicepresidente del Estado, Álvaro 
García Linera, destacó el libro “Capitalismo flexible. 
Precariedad y nuevas formas de conflicto”, del italiano 
Diego Fusaro, por representar a la nueva generación 
crítica estudiosa del marxismo en el mundo, esto en la 
presentación del mismo que se desarrolló, esta noche, en 
el auditorio del Banco Central de Bolivia.
“Es una nueva generación que trae un conjunto de 
ideas y de reflexiones diferentes, al oír a Diego es 
extraordinario, no solo por la provocación de su 
pensamiento, las ideas nuevas, sino por la carga 
histórica de una nueva generación de marxistas, de 
filósofos y de economistas críticos que está empezando a 
surgir en América Latina, Estados Unidos y en Europa”, 
aseveró la autoridad nacional.
Asimismo, García Linera afirmó que el texto de Fusaro 
presenta un conjunto de ideas amplias, diversas, creativas y 
provocadoras entre las que resaltó su concepto de 
precariado que es descrito como una nueva clase que 
surge de las cenizas del antiguo proletariado, es una evolución
del proletariado en la fase del capitalismo absoluto.
“El precariado es el proletariado con una explotación más 
intensiva y con un elemento central: sin consciencia de clase, 
pues es pasivo ante la dominación y sin visión alternativa 
del mundo, y que comparte la visión del señor. 

Es una descripción lapidaria, fuerte y dura de este nuevo 
trabajador”, agregó.
También, señaló que Fusaro plantea que la sociedad 
contemporánea tiene al trabajo como su núcleo organizativo 
y que muestra una diferencia entre la condición laboral 
del siglo 20 con la condición laboral actual, además dice 
que antes se tenía un trabajo estable, un empleo de por vida,
seguridad social, pago por desempleo, unidad sindical, 
disciplina sindical y capacidad de intermediación con el 
Estado a través del sindicato, es decir, ciudadanía 
sindical; eso era el proletariado.
Pero surge una condición social diferente, nómada, 
aparecen las pequeñas fábricas, “ya no hay la clase obrera 
territorializada y está sin sindicato, sin asociatividad, sin 
disciplina interna y con una cultura laboral fragmentada, 
esa era la condición laboral en Bolivia como un reflejo de lo 
que sucedió en el mundo”, en los años 80 y 90, lo que 
constituye el precariado, complementó.
García Linera, igualmente, se refirió al concepto de 
capitalismo flexible, que sería el nuevo tipo de capitalismo 
que ha surgido en los últimos 30 años que, según Fusaro, 
sería un capitalismo absoluto, “es la subsunción total del 
trabajo, de los cuerpos y de las almas bajo el dominio del 
capital”, y dice que se da una revolución invertida 
dirigida por las “élites apátridas que tienen consciencia de sí”,
acotó.
Asimismo, el vicepresidente se refirió al concepto de plebe 
precarizada y que el autor del libro habla de la 
replebización de las clases, entendida la plebe como 
“el retazo del viejo proletariado de gran empresa, de 
sindicato que ha sido precarizado, pero también son las 
clases medias, pero también es parte de las burguesías 
locales que han sido arrojadas hacia su plebización”, dijo.
“Entonces, habla de dos clases: la plebe precarizada y 
la clase dominante planetaria que la llama la clase global, 
que es una lectura audaz de la estructuración de las clases 
contemporáneas”, destacó la autoridad.
A esto, García Linera agregó que en los años 50 en 
Bolivia se tenía la organización del sindicato de gran empresa, 
la intermediación del sindicato ante el Estado, la conquista de 
derechos y demás como sucedía en el resto del mundo, pero en 
los años 80 y 90 se disuelven los sindicatos, se fragmentan las 
grandes empresas, se castiga la sindicalización y se precariza el 
trabajo.
Sin embargo, los trabajadores encontraron otras formas de 
asociación, como consumidores, usufructuarios de servicios o 
demandadores de necesidades básicas, “así empezó el proceso 
de subversión en Bolivia y a este conglomerado le llamamos la 
plebe, que es una manera de unificarse temporalmente” y 
termina por ser la multitud que es una fuerza urbana que se 
convirtió en sujeto colectivo, explicó.
De igual manera, García observó que esta precarización que 
realiza Fusaro se quiebra y se presentan procesos de 
agregación de la fuerza laboral que son diferentes a la condición 
obrera de antes, ya que no todo es pasividad y sumisión, por lo 
que recomendó estar atentos a los procesos locales de agregación 
para detectarlos y potenciarlos, además, indicó que un ejemplo de 
ello es Bolivia.
Por su parte, Diego Fusaro aseguró sentirse feliz por estar 
en “la Bolivia socialista que se opone al modelo capitalista y que es 
un Estado que resiste y que enseña a resistir, y que es 
difamado en Europa y Estados Unidos ya que se lo 
presentan como fascista porque tiene el coraje de oponerse a la 
integración en el modelo capitalista americano”.
El libro “Capitalismo flexible. Precariedad y nuevas formas 
de conflicto” se encuentra a disposición del público en la 
Biblioteca de la Vicepresidencia del Estado Plurinacional de 
Bolivia.