Buscar este blog

lunes, 1 de febrero de 2016

ELIÉCER CÁRDENAS - POLVO Y CENIZA - comentado por: EDUARDO ALFONSO DEPETRIS ( 2011) - EL OBISPO -EL CORONEL - LA MUERTE DEL PADRE - BANDOLERO - LA MENTIRA DE LAS BIOGRAFIAS - DESIGUALDAD ENTRE LOS HOMBRES, IGUALDAD, DIVINA PRESENCIA DE DIOS - EL POETA - LA TENTACIÒN Y LA CAIDA - EL CRISTO DE LOS POBRES - LOS QUIROZ - LA LEYENDA - LA INGENUIDAD Y EL TEMOR DE LOS HUMILDES - LA VIDA ES UNA HERIDA ABSURDA -



Resultado de imagen para EDUARDO ALFONSO DEPETRIS



COMENTARIO DE LA OBRA ECUATORIANA - *POLVO Y CENIZA* de Eliècer Càrdenas (Colecciòn *Antares* - Editorial *Libreza* -ISBN. 2230 925 2525 581)
Por EDUARDO ALFONSO DEPETRIS - (2011)

VOCES: *Polvo y Ceniza* - El Obispo - El Coronel - La muerte del Padre - Bandolerlo - La mentira de las bio-grafìas - No-igualdad entre los Hombres, igualdad ante Divina presencia de Dios - El Poeta - La tentaciòn y la caìda - El Cristo de los Pobres - Los Quiroz - La leyenda - La ingenuidad y el temor de los humildes - La vida es una herida absurda -

Tìtulo: 

*Polvo y Ceniza*, nos lleva a la esencia de lo que somos despuès de esta vida, *Polvo y Ceniza*, todos iguales, los ricos y los pobres en el cementerio.-

El màs rico del cementario es igual que el màs pobre, pero todos pasamos por este mundo, algunos como ricos y otros como pobres e impotentes por tazar nuestro destino, impotentes de realizar nuestro proyecto de vida que queda sujeto a los mandatos del sr. rico; de ello y de las reacciones que tenemos frenta este fenòmeno trata la obra.-

Las frases en el pòrtico del libro, de Jorge Carrera Andrade y Jorge Luis Borges, nos introducen en la profundidad del libro que tenemos en frente para leer, nos adelantan que nos enfrentaremos a la eternidad, lo transitorio, las miserias triviales, el olvido; en sìntesis, los problemas ontològicos de la vida.-

El Obispo: 

*Se fue erguido. Viene encorbado* 

El exilio todavìa guardaba una esperanza de que el poder, la capacidad de imponer sus criterios e intereses todavìa estaba vivo.-

*Viene encorbado*, el peso de los años, las frustraciones, la pèrdida del poder, de la omni-potencia, encorban, sobre todo el espiritu.-

Ninguna de las maldiciones que el Obispo *al irse* predijo, porque el habìa perdido el poder, se concretò.-

Todo siguiò igual, los hacendados siguieron explotando a los pobres agricultores; *pero, esa no era una maldiciòn: era la vida misma*.- Triste resignaciòn de los sometidos.-

¿Te gusta esta vida?, pregunta el Obispo, y el humilde asombrado de pregunta tan tonta, le responde que la vida no es cuestiòn de gustos o elecciones, a uno lo paren, simplemente;... resignaciòn.-

Cuando le confiesa al Obispo que su hijo ante el hambre y la necesidad ha robado, este le contesta *...dile al muchacho que està perdido, que màs le valiera no haber nacido...*

El evangelio leido con los ojos del poder, no perdona, juzga; no comprende, castiga; no derrama làgrimas ante el dolor de los que sufren hambre y pretenden -ante la impotencia- hacerse de justicia, los castiga.-

No importa que los perros del patròn coman mejor que los hijos de los pobres.-

El Evangelio leido desde los ojos de los pobres busca soluciones a los problemas de estos en esta vida tanto como en la que viene, derrama làgrimas ante el sufrimiento, entiende al pecador y tiene piedad de el.-

Asì lo demuestra el Jesùs de los pobres en la obra.-

El Obispo de *Polvo y Cenizas*, lee el Evangelio desde el mundo a cambiar, en el que se siente còmodo porque es beneficiario; pero sabemos que un mundo mejor es posible y podemos construirlo.- 

El Coronel: 

Carece de presente, vive de los recuerdos, vive del bandolero (justiciero popular) que lo mandaron a matar quienes necesitaban mantener seguros sus privilegios; vive del orgullo de haber sido usado.-

Se revuelve en sus contradicciones, al no comprender porquè el pueblo le hace canciones, lo ama, etc. ..., a este asesino, al que despuès de muerto ordenò cubrirle el rostro para que el pueblo lo olvidara y no lo convirtiera en un hèroe; y a tono con el Obispo cree que *màs le hubiera valido no nacer jamas*.-

Su muerte en vida le hace desear añorar el pasado.-

La muerte del Padre: 

Naùm Briones (personaje principal), analiza desde sus meditaciones todo lo que sucede.-

La desesperaciòn de la madre en la pèrdida de su compañero, con esa falta de aceptaciòn ante el hecho natural de la muerte, una caracterìstica de nuestra cultura.-

El tìo Mardoqueo que aprovechando que la madre no sabe leer le hace firmar un papel y se queda con los bienes; las miserias tan comunes en la naturaleza humana; en los pobres y en los ricos.-

Su ùltimo diàlogo con el padre, y su concepto del bien (del padre), bien que lo resigna a la miseria, bien que lo convence que el destino no està para cambiar, que es parte del orden natural de las cosas.-

Nada le reprocha, al hijo, porque haya robado para que coma la familia, guarda silencio en una acciòn contraria a sus convicciones, nacidas la cultura que signò su destino de vasallo, de siervo; boca sellada por la necesidad de subsistir.-

En sus meditaciones se imagina las represalias del sr. feudal para que paguen las deudas que dejò su padre, y que ya no son màs deudas porque la muerte las borra, mas el sr. las cobra.-

Se entre-mezcla lo que imagina piensa y hace su amor platònico, hacia la hija de quièn los explota; y como debe ignorar las virtudes de su padre arriero famoso que casi nunca tuvo mulas propias, el olvido pre-anunciado se presenta sòlido.-

Los poderosos tienen bronce los que los sirven olvido.-

Este amor platònico de haberse hecho realidad habria permitido el desarrollo del personaje justiciero que estamos analizando? 

No habrìa sido cooptado por el sistema feudal en el que vive, pero del otro lado del mostrador?

En la obra de Jorge Amado *Cacao*, se da una situaciòn similar, y ante la oferta concreta de amor que le propone la hija del patron, el personaje se niega, invocando que dejarìa de ser el mismo y pasarìa a defender los intereses que ahora combate.-

Estos personajes son consecuencia de la reacciòn ante la no-justicia y la no-potencia para modificar una realidad que no aceptan.-

Naùm Briones tiene una reacciòn violenta, compulsiva, no elaborada, si se quiere bohemia, pero guiada por el afan de Justicia, al igual que Pajarito.-

En *Cacao*, la reacciòn es un poco màs trabajada, màs intelectualizada, con un esbozo de ideologìa, por ello surge no un revolucionario, sino un reformista que pretende cambiar la realidad no-justa a travès de la educaciòn.-

Bandolero: 

Su encuentro con *Pajarito* el comprensivo, dulce y viejo bandido, lleva a un anàlisis de la esencia de la libertad, de la libertad de los pobres, y de los peligros de esa libertad; a ello Naùn Briones contesta, que quiere vivir esa libertad miedosa y amarga, ya que los pobres honestos que respetan lo de los demàs nunca tienen nada y que sus hijos solo los recuerdan para maldecirlos por no haberse atrevido al cambio.-

Las meditaciones sobre porque robar a quien y para que, pemite conocer la personalidad de cada uno de los personajes y sus proyectos inconscientes de vida, y todavìa màs porque la aproximaciòn se realiza desde la introspecciòn del sujeto principal y su esfuerzo por descifrar lo que piensan los demàs.-

La diferencia de los bandoleros con el coronel, es esencial y queda clara cuando afirman *no es bueno recordar lo que a uno le sucede*.- 

El recuerdo trasunta la existencia de dos vidas la del pasado y la que vivimos.-

Es la diferencia entre vivir y vegetar, ellos viven intensamente, les molesta recordar, mientras que el coronel necesita resucitar el pasado para volver a ser.-

La mentira de los bio-grafos: 

Ante la muerte reflexionan, es probable que un hombre ilustrado, que pronuncia palabras que nadie las usa, en las hojas de un libro te hiciera vivir de nuevo, y que quienes no te conocieron hablen de ti como si te hubiesen conocido.- 

Esa historia es una mentira, porque si el recuerdo propio es una mentira, con mayor razòn lo es el ajeno.-

Para ganar re-nombre se meten en vidas ajenas, queriendo engañar *al Polvo y la Ceniza* que son puro olvido, ya que nadie engaña a la muerte que es solo olvido, las cosas pasan sin necesitar recuerdos.-

*Nunca quieras que se acuerden de vos.- Asì las cosas que pasan han de ser lo que son: puras mentiras.-*

Quizas esta afirmaciòn, como consecuencia de la meditaciòn de los personajes, trate de demostrar que màs allà de la verdad objetiva existe una carga de subjetividad que siempre la empaña, o no permite verla tal como es, si no solo desde una perspectiva compleja del observador directo o bien luego de pasar por varios observadores que la recrean, con sus propias individualidades.-

Las miserias Humanas: 

Tan sofisticadas y tan bien disimuladas entre los ricos; la necesidad la muestra màs cruel y descarnada entre los que nada tienen y nunca tuvieron ni tendràn nada, pero la miseria humana es la misma, tiene su misma esencia, su misma naturaleza, y en ambos casos surge al momento de repartir el botìn.-

Tambièn la padecen estos hombres que recuperan de los ricos lo que les tomaron, a ellos, a sus padres, a sus ante-pasados y no se trata solo bienes materiales, sino tambièn segmentos de libertad, de dignidad, de amor, de sueños; no-concientes pero reales proyectos de vida y hasta la vida misma en su totalidad o solo parcelas de ella.-

Frente a estas miserias, da sentido a la rebeliòn inconsciente la voz del conductor que les señala: no robamos para enriquecernos, sino para darlo todo a los que nada tienen, aunque puedan delatarnos y traicionarnos; de lo contrario seremos como los ricos y nosotros no somos bandoleros por vicio, por que nos gusta o por maldad como dicen las autoridades los doctores o los curas.-

Naùm Briones, màs allà de los hechos tiene clara su misiòn en la vida, lo que da sentido a sus acciones y la de sus compañeros, por ello, ante la tentaciòn humana se impone y los saca de la miseria devolvièndoles el paradigma por el que viven, paradigma no elaborado intelectualmente, mas cruelmente afirmado en su subconsciente y compulsivamente vivido, lo que es màs valioso que su comprensiòn y descifrado filosòfico.-

Desigualdad entre los Hombres, igualdad ante la Divina presencia de Dios:

El Sr. espera impàvido, digno (como si nada en el mundo importara), despectivo; caparazòn que visten frente al temor por sus vidas, y desde esa atalaya que recuerda a la muerte del conde en "El Gatopardo" de Lampeduza, que hasta desafìa a Dios; increpa a Naùm indicàndole que no importa lo que le roban, porque muertos las joyas nada valen, todo perece, termina por no valer nada.-

Desde la certeza de sus fuertes y sufridas vivencias Naùm Briones plantea que mientras cruzamos por el mundo debemos sobrevivir, bien o mal, que Dios ha dicho que somos todos iguales y tenemos todos los mismos derechos.-

Frente a la humilde pero segura y fuerte exigencia de igualdad, responde la violencia de las ideas de quien justifica su privilegio y poder afirmando que hay quienes nacen para disponer, mandar y otros para ser mandados y servir, *Uds nacieron para servir, para vivir por voluntad de otros*.-

Sin entender el sentido de la rebeliòn se imputa haber robado, matado, saqueado con el solo objeto de ser iguales que ellos los ricos, sin entender que las jerarquìas, el orden, son eternos y que sin ellos la humanidad perecerìa; porque los hombres son iguales ante su divina presencia, pero no entre los hombres.-

El viejo argumento que sirve como justificativo filosòfico del statu-quo, el realismo paralizante (oportunismo) que justificando los privilegios pretende que nada cambie, ya que de cambiar y permitir la igualdad entre los hombres corren el riesgo de tener que distribuir algo de la riqueza que formalmente simulan dispreciar.-

El Poeta:

Frente al Justiciero impulsivo, intuitivo, nacido en la no-Justicia del sistema social al que fue lanzado y le toca padecer, se presenta el poeta, su admirador, para quien la poesìa golpea el alma con la realidad dejando moretones y despertando la memoria de lo perdido y nunca encontrado, hacièndonos mejores cuando la escuchamos.-

Reconoce la diferencia de la poesìa frente a los libros siempre abiertos y buenos de la vida que lee Naùn Briones, que se maldice por estos hombres que nunca piensan en ellos mismos, siempre lo hacen en los demàs.-

El poeta està convencido de que su ìdolo es el sìmbolo de los pobres, los que quieren ser como el, quieren tener su libertad feroz y la pureza de sus *sentimientos anchos*.-

Este *sentimientos anchos*, es un ejemplo de una forma particular del uso de los adjetivos, repetida a lo largo de la obra, que, al menos a mi, me permite captar con profundidad, desde la belleza literaria, la idea que el autor pretende transmitirnos.-

Discute el poeta sobre su utopìa de un gobierno de los pobres, para que los pobres no necesiten convertirse en bandidos para ser libres, ya que los verdaderos bandidos son los ricos, y los gobiernos existen para mandar y castigar a los pobres, congraciarse con los ricos, someter a los que no se conforman.-

El poeta nos da una descarnada y violenta descripciòn de la realidad social, la naturaleza del poder, sus consecuencias y sub-liminarmente del derecho que dictan los poderosos para justificarlo, convirtiendo en bandoleros a quienes pretenden la igualdad en este mundo, negàndose a solo la igualdad ente la divina presencia de Dios.-

La fuerza violenta de las ideas de los de pobres, marginales y estos poetas; es consecuencia de la violencia fàctica e ideològica que les hacen padecer los que los someten.-

La tentaciòn y la caida:

Tentado por un miembro de su banda, en un momento de cansancio o debilidad de nuestro hèroe, lo tentò con los beneficios y placeres de la vida de sus enemigos, y allì comienza Naùn a trabajar para quienes combatiò toda su vida.-

Su propia naturaleza y lugar en el mundo lo habìan llevado a tenerlos por enemigos, mas la sutileza de estos grupos lo cooptaron.-

Sus nuevos patrones no se privaron de humillarlo, de ubicarlo debajo de ellos, de demostrarle, que era diferente, que era solo un sirviente de los Sres.-

Un momento de debilidad, este personaje no es màs que un ser humano al igual que todos nosotros y cansado de luchar y de sumar frustraciones quiere la gratificaciòn de una casa, un hijo que lo conozca y una mujer que lo ame.-

Este sueño lo lleva al traspiè y a traicionarse asì mismo y a su gente.-

El Cristo de los Pobres 

Es ciego, andrajoso, camina descalzo en el barro y solo ellos (los pobres) lo ven, les sonrie, no inspira temor, inspira amor y los hace solidarios en su triste destino, no es implacable ni poderoso, no juzga ni castiga, comprende y sonrie.-

Es diferente al Cristo de los ricos y poderosos tan presto al castigo de los que no se someten a sus imperativos categòricos, siempre acordes con lo intereses de los que mandan y màs tienen.-

Los Quiroz:

Son al igual que Naùm Briones resultado de la injusticia que los llevò a la marginalidad, uno de ellos fue marcado por su patròn como una res, y entregado como parte de la propiedad, todo lo que lo lleva a una vida triste y fatigada y a no saber para que naciò, para que vino al mundo, cree que su vida no es digna de un ser humano, ni siquiera de un indio.-

Lo sostiene que su Jesùs le dijo que està vivo por los asesinos, los salteadores, los hambrientos, los humillados, los pròfugos, los que no saben que hacer; por ello vive para matar, para herir, destruir las obras ambiciosas de los hombres, los lujos de los ricos sin alma, las bellezas fugaces que rodean a los ricos, las figuras falsas que mandan a pintar y las casas en las que se refugian y donde dicen vivir.-

La reacciòn es diferente que la de Naùm, su respuesta a su recuerdo de latigos en la espalda, deudas, servidumbres, etc. se manifiesta en la destrucciòn de todo lo construido por los que lo oprimieron, sin ni siquiera gozar de lo que obtienen, solo destruyen todo aquello que simboliza la opresiòn que los llevò a la marginalidad y la servidumbre.-

No gozan el sìmbolo que destruyen porque de hacerlo se convirtirìan en lo que combaten.-

Con profundidad conceptual Eliècer Càrdenas expresa que:

1/ *...la culpa no la tienen las cosas, sino los hombres que abusan de ellas...*, mas los Quiroz reaccionan visceralmente contra los que abusaron de las cosas y las cosas que representan a los abusadores.-

2/ *... el odio es planta que crece en cualquier corazòn...*, mas los Quiroz tuvieron fundadas razones para que el odio naciera en el de ellos, cualquier persona marginalizada, humillada, mal-tratada, es lanzada por el causante de sus males al odio, y es muy dificil exigirle luego virtud; virtud que generalmente se la requieren los mismos que dieron razòn a ese odio; virtud que no pasa de ser un respeto por los bienes e intereses terrenales de los que se privilegian, amenazàndolos con el castigo divino.-

La violencia de los que sustentan el poder y los beneficios en la sociedad producen diferentes re-acciones violentas, unas solo destructivas, como la de los Quiroz, y otras justicieras y re-distributivas como la de Naùn Briones.- 

La leyenda:

El pueblo no quiso creer en la muerte del sìmbolo de su libertad, por ello creò la leyenda, de que abrazado a un escapulario desapareciò frente a los soldados y luego tuvo una familia, casa, hizo negocios, se hizo rico, y murio pacìficamente.-

El contenido de la leyenda, es nada màs y nada menos que el proyecto de vida del hombre comùn.-

La lògica de la leyenda, surge de la cultura religiosa del pueblo, religiosidad sencilla, religiosidad rural, impronta cultural inserta en lo màs profundo del subconsciente colectivo.-

La Virgen intercede ante Jesùs y este ante el trono resplandeciente de su Padre, pidiendo por la vida del hombre que le recuerda sus sufrimientos en su paso por la vida terrenal.-

Nuevamente el autor define este fenòmeno con precisiòn y claridad conceptual al expresar: *Y yo tambièn lo creo: me gusta contradecir las verdades que no vale la pena creer...*

La ingenuidad y el temor de los humildes :

Los humildes creen que los milicos, los doctores comprenderàn que ellos tienen derecho a las tierras que han tomado, porque no tienen otro destino, otro lugar a donde ir, porque siempre las trabajaron, porque su dueño viaja por europa, sin comprender los intereses que guian a aquellos de los que esperan Justicia.-

Temen de que la compañìa de Naùm Briones sea motivo para que los milicos les disparen, y pretenden sacàrselo de encima, mas este se queda y les explica que lo hace porque a el nadie lo hace a un lado y sobre todo porque los milicos no entienden ni saben de buenas razones, disparan sin averiguar, obedecen sin chistar ordenes que hay que cumplir.-

La ingenuidad es creer que les reconoceràn lo que es Justo, lo que les pertenece y no que deben luchar para ganàrsela; ya que su Justicia significa menos privilegios para aquellos de los que esperan reconocimiento.-

Su temor es perder lo ùnico que tienen, su vida.- Este parece ser el dilema de los humildes y explotados, por el que son sometidos permanentemente.- 

La vida es una herida absurda -lo dice el tango-:

Unos pocos quieren y detentan todo para ellos, los màs quieren igualdad.-

Mientras tanto el tiempo que todo lo puede, se acaba para todos, para los pocos que todo lo detentan y los muchos que igualdad y justicia pretenden; pero el tiempo es un Sr. que no espera y que todo lo pide (Eliècer Càrdenas -dixit) y en *Polvo y la Ceniza* nos iguala.-

La igualdad del *Polvo y la Ceniza*, es solo una igualdad en la resignaciòn, como dice uno de los personajes, falta la igualdad en el mientras tanto, en el pasaje hacia el *Polvo y la Ceniza*, porque como dice Sòcrates (Platòn - Apologìa de Socrates), la muerte no sabemos si es mejor o peor que la vida, no la conocemos.-

Si Dios nos puso en este mundo para vivir, nos pedirà rindamos cuenta de si hemos vivido, y tambièn si hemos dejado vivir a los demàs.-

*¿Tienes miedo poeta? Pregunta Naùm, y este le contesta: ... no se trata de miedo, es solo un poco de vergûenza por no haber vivido lo suficiente, supongo ...*

Como dice el tango, la vida es una herida absurda, ya que unos pocos no permiten que todos vivamos en igualdad y Justicia.-

Esta obra es una cantera de ideas para reflexionar y una descripciòn descarnada y profunda de esa herida absurda, y màs absurda en la Amèricca profunda, tal como nos lo canta el tango.-